fbpx

Vacaciones con niños con necesidades especiales

Afortunadamente, muchos hoteles y destinos de vacaciones, hacen todo lo posible para darles la bienvenida a todos los niños con diferentes capacidades, lo que significa que hay más opciones que nunca para poder planificar mejor las vacaciones en familia.

Una buena idea es quedarse en un lugar sin moverse demasiado. Un sitio donde podáis hacer actividades sin necesidad de moverse demasiado. No es necesario tener que hacer muchas actividades, ya que relajarse también puede ser una opción excepcional para todos.

 

Recomendaciones para las vacaciones con niños con necesidades especiales

  • Muchos niños con necesidades especiales les gusta la tradición y la repetición. Acepta esto para una pequeña parte de sus vacaciones. Una buena idea, por ejemplo, puede ser jugar al mismo juego de mesa una vez más, o comer el mismo el helado que le gusta al niño/a en el mismo lugar.
  • Si necesitan juguetes sensoriales, cojines, alimentos u otros elementos que le proporcionan un bien estar, entonces, debes llevarlos contigo.
  • Es importante que prepares a tu niño/a antes de que lleguen las vacaciones. Es buena idea que le expliques dónde vais y qué vais a hacer. Puedes usar fotografías reales de las personas y lugares. Podéis leerlo juntos temprano y con frecuencia.
  • Intenta planificar las actividades con toda la antelación posible y avísales de antemano. Estas pueden ser desde ir todos los días al parque o a la piscina. Además, ten en cuenta que puede ser difícil encontrar compañeros de juegos, así que intenta quedar con las personas que ya los conozcan.
  • Las vacaciones pueden ser mucho más cansadas que la rutina diaria, así que prepárate para mantenerte con calma y consistencia. En estos momentos, tu niño/a no va a recibir la atención a la que está acostumbrado en el colegio, y eso va a hacer que esté más descontrolado, así que procura no perder la paciencia.

 

Tendrás que elegir un plan de vacaciones que se adapte a tu niño/a y a tu familia. Unas vacaciones de improvisación no funcionará.

Alternativamente, prepara a tu niño/a para una corta aventura abierta que expanda sus horizontes sin abrumarlo demasiado, teniendo en cuenta sus necesidades y sus capacidades.