Trastorno por déficit de atención e hiperactividad TDAH

  • No se deben hacer más de tres regalos en Navidad a menores con TDAH
  • Puzles, rompecabezas o juegos de construcciones, los regalos más acertados para estos niños en las Navidades
  • El TDAH es más común entre los niños que en las niñas.

 

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una patología psiquiátrica que padece entre un 3 y un 7% de la población infantil, es decir, hasta dos menores por aula. Se trata de uno de los trastornos más importantes dentro de la psiquiatría infanto-juvenil, constituyendo cerca del 50% de su población clínica. Este trastorno neuropsicológico dificulta que los menores puedan controlar su comportamiento y suele darse más en niños que en niñas, es decir, cuatro de cada cinco menores con TDAH son niños. Este tipo de problemas empiezan a ser latentes antes de los siete años y se estima que más del 80% de los niños y niñas arrastraran parte de este trastorno en la adolescencia y hasta un 60% en la edad adulta.

falta de atención y el comportamiento hiperactivo–impulsivo

La falta de atención y el comportamiento hiperactivo–impulsivo son dos de las características principales de este tipo de trastorno. Los menores que padecen falta de atención se manifiestan como niños y niñas que no son capaces de concentrarse en los pequeños detalles, padeciendo lo que se conoce como TDA, trastorno de déficit de atención. Por norma general, carecen de comprensión auditiva, tienen dificultades para seguir instrucciones, organizar tareas, evitan actividades que requieren un esfuerzo mental, se distraen fácilmente y se olvidan de tareas básicas diarias, según detallan los terapeutas especializados en TDAH de los centros de terapia infantil anda CONMiGO.

Otro tipo de TDAH es la hiperactividad e impulsividad que lleva a los menores a estar inquietos, en constante movimiento y se apresuren siempre a hablar o actuar sin dejar a su cerebro pensar.  No obstante, el diagnóstico más común es el de un niño o niña con TDAH combinado, hiperactividad y falta de atención.

 

 

Los menores con TDAH son más propensos a presentar otros tipos de trastornos como de oposición desafiante y comportamiento negativo

El TDAH no causa otros problemas psicológicos o de desarrollo, pero desde anda CONMiGO afirman que los menores con TDAH son más propensos a presentar otros tipos de trastornos como de oposición desafiante y comportamiento negativo, de desregulación disruptiva del estado de ánimo y del espectro autista. Igualmente, el TDAH suele dificultar la regulación emocional del menor. En estos casos, los niños y niñas necesitan la ayuda del terapeuta para hacer frente a la baja tolerancia a la frustración, a la preocupación excesiva que inunda sus mentes, la intolerancia a la crítica de cualquier tipo, y, sobre todo, la falta de conocimiento para regular las emociones que experimental al estar enfadados.

En ciertas ocasiones, el tipo de TDAH puede presentar un alto grado en el impacto hiperactivo diario y no es suficiente con las terapias del profesional, necesitando la ayuda de la medicación.  En estos casos, la medicación mejora la calidad de vida de los menores, mejorando su función ejecutiva. Beneficios que se reflejan en una mejora de la conducta y regularización de las emociones de los niños. Siempre acompañado de la correspondiente terapia para optimizar el mejor resultado en el menor tiempo posible. “Contar con la ayuda de un terapeuta también es vital para que los padres entiendan cómo funcionan los medicamentos de sus hijos e hijas y estén preparados ante algún posible efecto secundario”, exponen desde anda CONMiGO

 

No más de tres regalos en Navidad

En anda Conmigo, los especialistas en TDAH consideran de vital importancia que las familias tomen conciencia de cómo actuar con estos menores durante las vacaciones de Navidad. Navidad es sinónimo de sorpresas y regalos debajo del árbol, pero “el mejor regalo para niños y niñas con TDAH es el tiempo invertido en familia”, afirman desde anda CONMiGO. Por ello, los terapeutas defienden que no se debe hacer más de tres regalos a los pequeños, teniendo en cuenta su falta de concentración.

Durante el año los expertos trabajan con los menores en el desarrollo de las habilidades que les generan mayores miedos, y si durante las vacaciones de Navidad no se sigue trabajando en ello “los niños y niñas retrocederán hasta el punto de inicio al principio de año”. Desde anda CONMiGO defienden los juegos orientados a roles o de aspecto social para que la familia ayude a su hijo o hija a aprender a tolerar este tipo de actividades con las que el menor lidiará en el futuro. Otra de las opciones favoritas de los terapeutas son los puzles, rompecabezas o juegos de construcciones, porque llevan una necesidad intrínseca de concentración y atención para conseguir el objetivo. Igualmente, se recomienda cualquier juego que potencie la creatividad del menor, como pinturas y plastilina para modelar y crear.

 

Consejos para familias con niños con TDAH en las navidades

Desde anda CONMiGO son conscientes del ajetreo que conllevan estas fiestas, pero las familias deben recordar la situación que tienen en casa para seguir ayudando a la mejora del TDAH. “La Navidad está llena de eventos, pero deberéis decidir a cuáles ir y cuales evitar”, sostienen los terapeutas, defiendo que no se debe exponer al menor ante situaciones de mucho ruido y estrés. Igualmente, respecto a las cenas familiares recomiendan avisar al niño o niña con antelación para que pueda entender las normas a seguir y no se agobie. Los menores con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad TDAH suelen sentirse abrumados ante situaciones que no pueden controlar, por ello, “la familia debe establecer un código con el menor para que este pueda pedir ayuda y salir del lugar cuando se sienta ahogado”. Además, anda CONMiGO sugiere que la familia se anticipe a posibles problemas en casas ajenas, llevando juguetes que tranquilicen al menor ante una situación de agobio.

Estos niños y niñas pelean constantemente contra ellos mismos para verse igual al resto de sus compañeros y compañeras. Los expertos recuerdan a las familias que en estas fechas pueden premiar el trabajo que sus hijos e hijas llevan realizando durante el curso. Una de las opciones que nos enseñan desde anda CONMiGO es asignar un cargo al menor en casa durante el período vacacional y premiarle a final de estas fechas por su correcto comportamiento. De este modo, se sentirá partícipe de una actividad y entenderá que su ayuda contribuye en el éxito familiar.