La estimulación temprana, la clave del retraso madurativo

Estimulación temprana y la atención temprana

Hoy vamos a hablar sobre las terapias más eficaces para hacer frente el retraso madurativo de nuestros pequeños.

Como ya hablamos en el anterior post del Retraso Madurativo ¿qué es? , es muy  importante tener un diagnóstico  lo más preciso posible para poder realizar un tratamiento optimo, puesto que, no es lo mismo que un niño tenga ciertas dificultades para hablar, que no sea capaz de relacionarse, por ejemplo.

A si que, a  partir de aquí, la palabra clave va a ser la estimulación en todos los sentidos.

QUÉ ES LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Definimos estimulación temprana, como el trabajo sistemático que realizamos con el pequeño, para desarrollar las conexiones neuronales necesarias para adquirir y acelerar determinadas habilidades que al ritmo de evolución natural del niño van retrasadas o no tenemos.

QUIENES SON LOS ESPECIALISTAS Y LAS ÁREAS DE TRABAJO

Un papel especial son los padres en primera persona, pero también tenemos que apoyarnos en otras muchas personas para que ayuden a nuestro pequeño. A si que, nos deberemos apoyar en los profesionales especialistas en atención primarialogopedas, terapeutas ocupacionales y los que pasan más tiempo con ellos en el día, como son los maestros de la propia escuela.

Pero hay que intentar ser lo más preciso y concreto posible para que surta los resultados esperados. La continuidad y constancia será nuestra mejor arma. Las áreas a estimular serán las siguientes:

  1. Motricidad (fina y gruesa) dentro del área psicomotricidad
  2. Lenguaje y comunicación  en el área de logopedia
  3. La autonomía personal: auto cuidado, aseo, vestido, alimentación, seguridad personal… en la terapia ocupacional
  4. Funciones cognitivas: resolver problemas, identificar, asociar, clasificar, seriar, atención, memoria, percepción, etc. en las áreas de psicopedagogía o psicología.

Así, los profesionales os guiarán para conocer los ejercicios más propicios para cada niño y las áreas que apliquen a cada niño. y además, tenemos que tener en cuenta, lo siguiente:

  • Un pequeño con retraso madurativo aprende y hace sus tareas igual que el resto, aunque su ritmo sea más lento
  • Necesita que respeten sus tiempos y características.
  • Presta especial atención a su autoestima. Ayúdale a formar un auto concepto positivo, basado en la aceptación de sus cualidades personales.
  • Es importante que adquiera responsabilidades y desarrolle su autonomía, es fundamental que se relacione con otros niños o niñas y aprenda habilidades en ese sentido.

En resumen, tener una vida normalizada con sus amigos y siempre sin perder de vista la estimulación continuada. Con esas pautas, conseguiremos que nuestro pequeño salga adelante y sea uno más.

En los Centros Anda Conmigo, somos especialistas en atención temprana y retraso madurativo y estamos a vuestro servicio para lo que necesitéis en el 91.866.92.74 o en contacto@fundacionandaconmigo.com